Acerca de la Libertad emocional y sus beneficios

Actualizado: 14 may

Considero que mi trabajo como psicóloga y psicoterapeuta consiste en fomentar el bienestar y la libertad emocional y en consecuencia la felicidad; ese ha sido mi esfuerzo durante los últimos años, pero esos conceptos en realidad ¿qué quieren decir, en qué se concretan? Pues bien voy a pasar a explicártelos.

El bienestar es otra forma de referirse a la salud, a un concepto de salud integral, tradicionalmente se hablaba de salud física y de salud mental, y en términos generales las referencias estaban vinculadas a la falta de salud, malestar o enfermedad; afortunadamente hoy en día el foco de la salud esta cambiando y estamos presenciando un estallido de estudios, publicaciones e interés sobre el bienestar, la prevención y el fomento de la salud.

La salud es una sola, somos un solo sistema, lo que ocurre en un área de nuestro organismo afecta directamente a todo. Cuando nuestro cuerpo enferma, el ánimo decae también, a la vez que nuestro interés por lo social disminuye. La ciencia hace ya tiempo demostró como el estado anímico deprimido, por ejemplo, tiene un impacto en el sistema de defensas de nuestro organismo, así que cuando nuestro ánimo está bajo somos más proclives a contraer un virus o desarrollar enfermedades.

Entonces, cuando hablo de fomentar el bienestar y la libertad emocional, estoy velando por estimular y mantener un equilibro en las diferentes áreas de nuestra vida física, mental, así como social y para logarlo con mis clientes y pacientes trabajamos en el fomento y perfeccionamiento de una o varias de las siguientes habilidades:

  • ·Adquisición de hábitos saludables (alimentación, ejercicio, reducir/evitar el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas).

  • ·Mejora de habilidades sociales (asertividad, empatía, saber pedir ayuda, afrontar críticas, aprender a comunicarse efectivamente).

  • ·Desarrollo de la inteligencia emocional (autoconocimiento, autocontrol, expresión adecuada de la ira y otras emociones, automotivación, etc.).

  • Estimulo de las habilidades blandas (gestión de conflictos, gestión del tiempo, manejo del estrés, gestión del cambio, hablar en público, orientación al servicio).

  • ·Impulso de la competencia intercultural (valoración positiva de la diversidad intercultural, comunicación efectiva en entornos interculturales, conocimiento de idiomas, flexibilidad y adaptación).

Trabajar en nuestro autoconocimiento y habilidades es una apuesta por nuestra felicidad, nos aporta infinitos beneficios tales como: estar en paz con nosotros mismos, a comunicarnos, a gestionar conflictos, saber discrepar de forma adecuada, a desarrollar relaciones de pareja, familia y trabajo constructivas, a expresar nuestras emociones de forma sana, a incrementar nuestra autoestima y autoconfianza, a fomentar nuestro sentido de servicio y pertenencia, a liberarnos del estrés, la ansiedad y la depresión a defender nuestros derechos en los momentos oportunos, a adaptarnos a nuevos entornos y países, ser más creativos y productivos, tener sistemas inmunológicos fuertes, mayor satisfacción y apoyo social, entre otros.

Si bien es cierto que no todas las personas parte del mismo lugar, que algunos ya traen bases sólidas que sólo hay que perfeccionar, otras arrastran situaciones pasadas que no han sabido o podido manejar, presentan traumas que han disminuidos su capacidad para disfrutar de la vida, vienen derrotadas emocionalmente, y sienten que su vida ya no podrá cambiar; pero nada más lejos de la realidad, tal vez el proceso tome más tiempo, hay que reconstruir la confianza en si mismo, hay que procesar y sanar esas heridas del pasado, hay que adquirir habilidades que les permitirán desarrollarse personal y emocionalmente.

Con frecuencia, me encuentro en la consulta con personas que llevan arrastrando un malestar emocional años, porque simplemente creen que el sufrimiento es algo con lo que tiene que cargar, algo que es como un destino que en suerte les toco mal vivir. Nuestra cultura no nos ha enseñado a valorar la importancia de las emociones y tampoco su adecuada gestión, lo cuales son aprendizajes esenciales para la vida y el coste personal en términos de nuestra salud y vida personal y familiar es muy alto, son años de vida perdidos en situaciones malsanas, estrés, ansiedad, depresión y relaciones conflictivas.

Por ello estoy absolutamente comprometida en trabajar en mi misma y en ayudar a otros seres humanos a sanar sus heridas emocionales a desarrolla la libertad emocional, que no es otra cosa que hacer un pacto con uno mismo, con la vida que deseamos o hemos soñado, trabajando en nuestro autoconocimiento e inteligencia emocional, desarrollando habilidades prácticas para vivir mejor, es una invitación diaria a ser la mejor versión de uno mismo y aprender a ser felices.


Si te interesan la psicología positiva, quieres aprender más acerca de inteligencia emocional, habilidades blandas, o cómo manjear las emociones ¡visita mi blog! Podrás encontrar información de valor, recomendaciones y pautas para aprender a ser feliz..

https://www.dianavilar.com/blog




6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo